Top

Servicio de Arbitraje en El Salvador

¿Qué es el arbitraje?

Al igual que muchos otros países, el arbitraje en El Salvador es un sistema de “justicia privada” alternativo al procedimiento que se sigue en los tribunales de justicia de un Estado, para resolver los conflictos de los particulares que la Ley ha puesto al alcance de los ciudadanos a fin de que estos puedan poner fin a sus diferencias de forma pacífica mediante la intervención de un tercero neutral denominado «árbitro» quien resuelve la controversia a través de un «laudo» (vinculante y equivalente a una sentencia del juez) sin necesidad de acudir a los tribunales de justicia.

Los procedimientos arbitrales pueden ser locales o internacionales.

¿Cuáles son los tipos de arbitraje que existen en El Salvador?

En relación al procedimiento se clasifican en ad-hoc e institucionales.

En el arbitraje ad-hoc en El Salvador las partes o la ley dictan el procedimiento a seguir según circunstancias específicas.

En el arbitraje institucional en El Salvador hay reglas preestablecidas por un centro de arbitraje que administra el trámite y cobra una tarifa.

En cuanto a la forma de cómo se resuelve el asunto se clasifica en: Derecho, Técnico y en Equidad.

En derecho, los árbitros resuelven conforme al ordenamiento legal que se haya escogido.

En los arbitrajes tecnicos, los árbitros fallan de conformidad con la técnica, ciencia o arte que vincular el pleito, bajo criterios de carácter técnico.

En equidad resuelven según parámetros universales de justicia, y según su especial saber y entender.

Beneficios Principales

  • El arbitraje en El Salvador al igual que en otros territorios es privado.

Los procedimientos arbitrales incluyen audiencias orales que no son abiertas al público. Las partes y los árbitros están generalmente obligados a respetar estrictas normas de confidencialidad. Por tanto, secretos empresariales e información reservada pueden ser protegidas del público, medios de comunicación y/o competidores del mercado.

  • Los árbitros son expertos.

Las partes pueden libremente elegir sus árbitros siempre y cuando ellos sean imparciales e independientes. Pueden elegirse árbitros de diversas nacionalidades y campos profesionales. Esto garantiza la experiencia profesional y personal de quienes decidirán la disputa.

  • Los laudos arbitrales en El Salvador son ejecutables.

Los laudos arbitrales pueden ser ejecutados en más de 180 países del mundo. Y es que, en muchos países, puede lograrse el cumplimiento de laudos arbitrales de manera más fácil que el de sentencias judiciales. Esto debido a la existencia de la Convención de Nueva York sobre el Reconocimiento y la Ejecución de Sentencias Arbitrales Extranjeras de 1958.

  • El arbitraje puede ahorrar tiempo y dinero.

Procedimientos hechos a la medida y la ausencia de apelación y/o procedimientos de revisión hacen posible que los procedimientos arbitrales sean finalizados dentro de un período relativamente corto de tiempo (entre 3 a 6 meses). Además pueden ahorrarse costos ya sea escogiendo un idioma y/o sede apropiada lo que evita costos innecesarios en traducciones y/o viajes.

Para mayor información sobre el proceso de arbitraje en El Salvador y nuestro servicios, puede comunicarse a través del correo electrónico gs@goldservice.com.sv